La noche de pesadilla terrorista que sacudió París

La noche parisina se vio sacudida por varios atentados terroristas que dejaron 137 personas fallecidas y 415 heridas. El ataque del 13 de noviembre del 2015 también se produjo en las afueras del estadio. Aquella noche Francia y Alemania habían pactado un partido amistoso de fútbol y en el estadio se habían dado cita el propio presidente Francois Hollande y el ministro de Relaciones Exteriores del país bávaro. Ambos resultaron ilesos. Pero los terroristas de Estado Islámico habían planeado golpear varios puntos de la ciudad luz. Sin duda el teatro Bataclán fue el punto neurálgico del accionar terrorista porque en el lugar se realizaba un concierto de música con mil 500 personas. 4 terroristas llegaron al lugar y abrieron fuego indiscriminado contra los concurrentes, luego los que no pudieron huir fueron tomados de rehenes. Francia había iniciado su lucha contra los yihadistas y había logrado grandes resultados. Incluso haciendo uso de un drone había liquidado al sanguinario verdugo del grupo. Pareciera que EI estaba reivindicando la muerte del desalmado John. De los 4 que atacaron el teatro, solo uno fue abatido por la policía, tres prefirieron morir usando los explosivos que llevaban en el cuerpo. Similar suerte pasó otro de los terroristas en un restaurante del boulevard Voltaire, sin causar víctimas civiles. El presidente declaró estado de emergencia al promediar la medianoche, Hollande fue rescatado del estadio y junto al ministro del interior comenzaron una cita de gabinete en crisis. Se cerró las fronteras y no hubo servicio de trenes y taxis. Mil 500 soldados de ejército se movilizaron en París. Muchos ofrecieron refugio a quienes buscaban pasar la noche y se habían quedado en la calle. Al día siguiente terminó el secuestro de rehenes. Paris despertó de la pesadilla, charcos de sangre en el teatro Bataclán daban cuenta de lo horrendo que había sido la noche.

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail