¡Hasta siempre Compay Segundo!

Máximo Francisco Repilado Muñoz, más conocido como "Compay Segundo", falleció a los 95 años en su casa de La Habana el 14 de julio de 2003 como consecuencia de una insuficiencia renal.  El creador de "Chan-chan" perdió la conciencia horas antes de morir, cerca de la medianoche, rodeado por sus cinco hijos y sus amigos más íntimos. 

Fue un compositor, cantante y guitarrista. Compuso más de 100 canciones, entre ellas las conocidas "Chan Chan" y "Macusa", además diseñó un instrumento propio al que llamó "armónico", un híbrido de guitarra y tres, antes de que la fama tocara a su puerta, en 1997, cuando contaba con 89 años. 

En ese entonces, el productor y guitarrista Ry Cooder "descubre" a Compay Segundo y a otro grupo de veteranos artistas cubanos, con quienes graba el disco "Buena Vista Social Club", que obtiene un Grammy en 1998. 

Compay Segundo perseverante concretó sus sueños y el son se transformó nuevamente en la música más representativa de esta isla caribeña, donde jóvenes y veteranos no sólo aprendieron a disfrutar la melodía cadenciosa, sino que por primera vez lo adoptaron como ritmo bailable.

Escuchar sus canciones representa escuchar el arrullo de las playas de Cuba, el aroma de sus habanos y la belleza de sus mulatas moviéndose al ritmo del son, y la figura del artista pasó a ser la tarjeta de presentación de Cuba en el exterior. 

"La música no puede ser excluyente, es sólo música", afirmaba el veterano artista, quien en su último disco, "Duettos", se dio el gusto de cantar a dúo con figuras de la talla de Charles Aznavour, Cesaria Evora, Martirio y Raimundo Amador, Pablo Milanés, Antonio Banderas y junto a uno de sus cinco hijos, Basilio.

En una de sus últimas entrevistas, Compay Segundo afirmaba que "la muerte es una falacia. Nosotros no morimos, nos transformamos, y como digo en una de mis canciones: ´yo nunca pienso que me tengo que morir´".

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail