Nicolasa llegó para alegrarnos con sus ocurrencias

A lo largo de nuestros 60 años pasaron muchos personajes, pero hubo uno que no era exactamente de carne y hueso y, sin embargo, quedó en nuestros corazones. Hablamos de nuestra querida Nicolasa, una vieja muñeca títere con una lengua muy afilada que podía opinar de todos los temas que se le consultaba. Por 11 años esta adorable muñeca alegró nuestras jornadas y todo gracias a su creados, el artista Ángel Calvo hijo del pintor y hermano menor del poeta César Calvo.

Durante los 11 años que estuvo en Canal 7, Nicolasa hizo cientos de programas de la mano de Ángel Calvo y en cada episodio había una historia. Una mañana, mientras se pasaba el programa ´Hola Perú´ que lo conducía Lorena Caravedo, Ángel recibió la triste llamada de su hermana, su mamá acababa de morir. Lorena le dio el pésame y pegadito le dijo, ándate ya. No, acabemos el programa, no creo que yéndome ahora a casa reviva a mi madre, respondió. Ángel nunca aparecía porque estaba tirado encima de los cojines que se acomodaba en el piso. Él recuerda muchos incidentes que le ocurrieron mientras le daba vida a su personaje. En un programa de cocina en vivo, al chef se le cayó del sartén el huevo que estaba friendo en plena frente del titiritero. !Ay! gritó Nicolasa, Ángel se acaba de quemar, agregó. Ese huevo estaba hirviendo, recuerda Ángel.

 

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail