Los aviones que acabaron con los sueños de 3 mil personas

Los hechos ocurrieron muy temprano y sorprendieron al mundo entero. Cuatro aviones de pasajeros fueron usados por los terroristas suicidas para perpetrar sus atentados en los Estados Unidos. En Nueva York, las conocidas Torres Gemelas se derrumbaron luego que dos aviones comerciales secuestrados fueran estrellados contra los rascacielos. Eran las 8.45 a.m. cuando el primer Boeing de la compañía American Airlines fue impactado contra los pisos 93 y 99 de la torre norte, 18 minutos después apareció otro avión que siguió el mismo camino, sin embargo este impactó contra los pisos 73 y 85 de la Torre Sur. De inmediato murieron 157 personas, pero solo era el comienzo. De pronto las estructuras de los edificios cedieron al calor que produjeron los incendios y colapsaron, 2823 personas murieron al no poder alcanzar la calle, alrededor de 6 mil resultaron heridos. Mientras tanto, los terroristas estrellaron otro avión de American Airlines contra la fachada del Pentágono, en Virginia. El último de los aviones que pertenecía a la compañía United Airlines no llegó a afectar ningún edificio porque se estrelló contra el suelo en una zona deshabitada del estado de Pensilvania. Se supo luego que los 19 terroristas que participaron en los atentados pertenecían al grupo yihadista de Al Qaeda. La comunidad internacional, horrorizada por lo ocurrido, condenó los atentados de aquel 11 de setiembre, desde entonces todas las políticas de seguridades de vuelos cambió a nivel mundial.

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail