El pedido que el Papa Juan Pablo II le hizo al líder cubano Fidel Castro

El papa Juan Pablo II inició su visita de cinco días a Cuba y se convirtió en el primer sumo pontífice en visitar la isla. Se marcaba entonces el reinicio de las relaciones bilaterales del Vaticano con La Habana. En la capital, el 21 de enero de 1998, Juan Pablo II fue recibido por el líder cubano Fidel Castro. El sumo pontífice visitó 4 ciudades y dio 12 discursos. En uno de ellos pidió que Cuba se abriera al mundo y que el mundo se abriera a Cuba. Solicitó también mayores espacios para la Iglesia Católica. En Cuba existía una falta de sacerdotes porque había dificultades para ejercer el magisterio. Al término de su visita, Juan Pablo solicitó a Fidel que el 25 de diciembre sea un día de fiesta en la isla. 

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail