Freddie Mercury se fue, pocos saben donde reposan sus restos

Su voz era especial, producía placer oirlo. Él ya no está, pero su voz sigue cautivando. El 24 de noviembre de 1991 muere en su casa inglesa de Kensington el cantante de rock Freddie Mercury. Un día antes el vocalista del grupo Queens anunció en un comunicado que había contraído la fatal enfermedad del sida. Se convertía también en una las personas que pasaba a engrosar la larga lista de víctimas. Desde su desaparición su casa londinense se convirtió en lugar de peregrinaje para fanáticos y amantes de su canto.

El fundador del grupo inglés era de origen indio parsi, había nacido el 5 de setiembre de 1946 en el protectorado inglés de Zanzíbar. Al inicio de la revolución de Tanzania, a los 18 años, Freddie dejó la isla. Llegó a Inglaterra estudió diseño gráfico y se unió a una banda de Liverpool. El joven Bulsara (su apellido real) destacaba por su voz. En el 70, junto a otros músicos crearon Queens, colaboró con el diseño del escudo del grupo, se cambió de apellido y aceptó que era gay, aunque tuvo una relación prolongada con Mary Austin. En 1985 inicio un romance con un peluquero quien 5 años después descubrió que era portador del virus de VIH. Mercury apenas tenía 45 años al momento de su deceso. Se cree que sus cenizas fueron esparcidas en el lago suizo de Lemán, donde vivió los últimos años de su vida.

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail