La tragedia nuclear rusa pudo ser la más peligrosa del mundo

La tragedia nuclear de Chernóbil, en la localidad ucraniana de Pripyat, pudo haber contaminado toda el agua subterránea que existe en gran parte de Europa. El sábado 26 de abril de 1986 una prueba de corte de fluido eléctrico para comprobar si se generaba energía para la refrigeración de las bombas en realidad recalentó el reactor nuclear y provocó la explosión del hidrógeno que había en el interior. Se liberó entonces 500 veces más radioactividad que la bomba que se lanzó en la ciudad japonesa de Hiroshima. No se sabe cuanta gente murió por efectos de la radiación, pero hubo más de 5 millones de personas que vivían en el área y 600 mil personas estuvieron más expuestos en un radio cercano al reactor. La escritora Svetlana Alexievich recoge las experiencias de quienes vivieron la tragedia y son ellos quienes cuentan en ´Voces de Chernóbil´ toda la experiencia por la que pasaron aquel día fatal. En noviembre del 2016 se logró -gracias a la cooperación internacional- instalar un sarcófago que cubre el reactor y disminuye un riesgo posterior.

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail