Era el Papa y se salvó de milagro

Este fue un año de atentados contra la vida de varios dignatarios. Ni siquera el Papa Juan Pablo II se salvó y engrosó esa lista. Felizmente los atentados no tuvieron éxito en este caso. El 13 de mayo, el sumo pontífice sufrió un intento de asesinato mientras se trasladaba en un vehículo por la plaza de San Pedro, en el Vaticano. Fueron 4 los disparos que recibió el Papa por parte de un asesino a sueldo turco que fue apresado por una monja y algunos testigos que estaban en el lugar. Dos de los disparos fueron de necesidad mortal, pero la fortalece y el deseo de vivir del sumo pontífice hizo posible su recuperación. Aun no se conoce las motivaciones que tuvo Ali Agca para atentar contra la vida del Papa, hay algunas teorías conspirativas al respecto que apuntan a los servicios secretos de la URSS. Lo cierto es que la policía italiana detuvo a un militar búlgaro que acusó a un mafioso turco de Bulgaria de haber pagado para realizar la misión.

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail