De entre los militares que desfilaban salieron los asesinos del presidente

El atentado contra el mandatario egipcio si fue fatal. Los asesinos se escondían entre los militares que participaban de un desfile aquel día. El hecho ocurrió el 6 de octubre de 1981. El presidente de Egipto Anwar el Sadat sufrió el atentado durante un desfile militar para conmemorar el octavo aniversario de la guerra de Yom Kipur contra Israel. Un escuadrón de la muerte arrojó granadas y disparó contra el Sadat matando además a 10 personas que se encontraban en el estrado de honor. Veintiocho personas quedaron heridas, entre ellos el vicepresidente Hosni Mubarak. Auxiliado, Sadat fue llevado a un hospital militar pero murió por un shock violento. Los hermanos musulmanes se habían infiltrado en el ejército egipcio y ejecutaron el magnicidio porque se sentían traicionados por el presidente que había firmado la paz con Israel.

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail