Un polaco es elegido Papa en el Vaticano.

1978 es conocido como el año de los tres Papas. A la muerte de Paulo VI, acaecida el 6 de agosto, la alta curia cardenalicia se reunió en el Vaticano para elegir al sucesor. Veinte días después de la partida de Paulo VI, los cardenales eligieron a Albino Luciani. Luciani eligió honrar a sus antecesores y decidió llamarse Juan Pablo I para cumplir con su pontificado. Sin embargo, el papa fue hallado muerto por la monja Vicenza Taffarel, después de 33 días de su elección. Su muerte rápida y la falta de un protocolo de necropsia han servido para crear algunas ideas conspirativas y extrañas en torno a su desaparición. A la muerte de Juan Pablo I, los cardenales volvieron a reunirse en el Vaticano, es en esa circunstancia que se deciden y eligen al arzobispo de Cracovia, el polaco Karol Wojtyla. La elección ocurrió el 16 de octubre, Wojtyla se convirtió en el primer polaco en alcanzar el más alto cargo en la Iglesia Católica. Inmediatamente se decidió por el nombre de Juan Pablo II. Tuvo uno de los pontificados más largos (estuvo 27 años al mando de la Iglesia) y fue uno de los líderes más influyentes del siglo XX.

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

Compartir por Mail